sábado, 18 de febrero de 2017

YO... again.

Mi mejor amigo es mi peor enemigo. Ese que me muestra vulnerable, frágil, replanteando mi identidad una y otra vez. Al principio dolorosa, hoy con mas claridad.
Había mutado en torno a una felicidad supuesta. En nombre de esa felicidad me volví fría y aleje a todo aquello de mi pasado, a los problemas familiares les cerré la puerta con llave y a mis amigas las aleje para que no me recalquen una y otra vez mis errores.
Me encontré sola con mis pensamientos y miles de hojas por estudiar.
 No puedo modificar mi pasado pero si mejorar mi presente.
La filosofía me ayudó bastante, enfocando todo desde el punto de vista del amor, el cual pretendo abrazar de a poco, en cada etapa de mi búsqueda. 
Hoy aprendí que amistad no es sinónimo de reciprocidad sino es un DON que uno da por amor. Uno en esta vida recorre un camino sin destino fijo sin siquiera saber si es el camino correcto, pero lo transcurrimos al fin. Es en ese camino que  DE PEDO encontramos a un ser que por este momento comparte el camino junto a uno, camino que se separara en algún momento y sabrá cuando se volverán a cruzar. Esta es la única amistad considerada en libertad, en donde ninguno ejerce dominio sobre el otro ni se espera reciprocidad ni semejanza, simplemente se da ese amor al otro.
Creo que en mi vida todo estuvo analizado desde un punto de vista económico, daba amor esperando a cambio o peor aun esperaba del otro y ni siquiera dí .
Estudiar me hace bien, busco significar conceptos con mi vida cotidiana, pensar en mi, dedicarme a mi, amarme (cuidarme todavía me cuesta) me han aclarado el panorama.
 Este es el camino por el cual he de seguir por este tiempo. Sigue mi marido a mi lado, pero esta relación ya no es única, no se cuanto tiempo mas hemos de seguir si es que seguimos juntos o donde nos hemos de reencontrar, yo mientras tanto sigo buscándome, deconstruyéndome para poder construirme...Again.