jueves, 19 de septiembre de 2013

De maternidad y otros demonios

Ya  van dos veces y termina frustrada... digo ffustrada para no recordar ese dolor que se siente no lograr un final feliz.
 Esta vez lo planeamos. Ambos decidimos buscar un bebe, a los 25 años,proyectandonos en busca de un nuevo ser.
El primer intento llore, si, era mucha emoción, pero luego disfrute segundo a segundo cada instante en que me penetraba. Lo desperté para seguir haciendolo. No salimos ni vimos peliculas, ni nos embriagamos, ni escuchamos musica. Fuimos ambos, mirandonos, hablando de futuro, riendo, soñando, durmiendo.
No estoy embarazada. No quiere venir, no es el momento, creo que buscarlo hace  mas dificil el encontrar.

Seremos dos mientras. De paso disfruto del alcohol.