martes, 3 de julio de 2012

Sábanas

Si las sábanas hablaran ...
Si las sábanas hablaran hubiesen dicho que nos llevábamos muy bien. Teníamos un gran morbo de escuchar a las parejas de las habitaciones aledañas y sus gritos escandalosos. Y nos reíamos, hacíamos chistes, hablabamos por teléfono con amigos, disfrutábamos cada instante. Le gustaba abrazarme y jugar con mi anillo. Un día me lo robó y lo llevó a Salta.
El aire acondicionado lo resfriaba siempre. y dormíamos tapados. Sí... DORMÍAMOS. Me abrazaba y me obligaba a dormir junto a el. RONCABA... bueno TODAVÍA LO HACE ja. Una de esas tantas que lograba escaparme me levantaba y lo observaba como aún en dormido se tocaba. A pesar de haberlo hecho  constantemente.
Me gustaba destaparlo y despertarlo chupándole la .... Mas aun le encantaba que lo hiciera mientras fumana un habano y  tenía un vaso de whisky en la otra mano. Se sentía poderoso.
Una de esas tantas noches, recuerdo haber estado recostada boca abajo mientras el iba al baño... yo estaba húmeda de deseos, pero no quería pedirle nada, imaginaba cosas pero me gustaba la idea de intentar adivinar sus próximos pasos. Esa vez adivino lo que quería, regreso del baño, se acostó encima de mí, me toco la entrepierna y me penetro ... respiraba en mi espalda y yo me convertía en un mar.


Comenzaba a adivinar mis mas morbosos deseos. Se hacía dificil una despedida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Despluma un poco tus ideas aqui.