domingo, 17 de junio de 2012

Viaje

Horas gastadas: 21 horas en coletivo.
Plata gastada: 500$
Objetivo: el amor.
Viaje un miercoles a las 11 de la mañana. Tucuman estaba congelado, me armé un bolso... como para no morirme de frío. Lleve una camara de fotos... que no saque. Lleve un cargador, pero no cargaba mi celular. Lleve esperanzas, deseos, amor.
Me encontré con él bastante cambiado. Se esta dejando las patillas, y el trabajo realmente lo agota, cada vez que lo veía llegar... sentía su cansancio. Así también observe su nueva casa, es muy bonita, demasiado blanca diría... para solo hombres. Tiene una cama chica, así que obligados dormíamos abrazados... y desnudos. Porque donde vive hacía un calor como de verano. Insoportable. Tuve que usar su ropa, ya que yo lleve todo de abrigo.
La verdad es que sentía miedo, de que no le guste que yo lo visitara. Pero fue todo lo contrario, estaba esperandome, fue a buscarme todo sucio, lleno de barro (salía de trabajar) y me besaba feliz. Eso me tranquilizó. Luego me enteré que le contó a sus compañeros que yo iba... conocí a su jefe. Y los días se me pasaron volando.
Quería observarlo, amarlo nuevamente, con su nueva realidad. Sin mentiras, descubrí cosas hermosas. Descubrí que me observaba desde antes de ponernos de novios. Tenia fotos mías... cuando yo no lo veía. De mi ropa, calzado... me sentí alagada... como si descubriese por primera vez que el me ama...
A veces soy demasiado miedosa, demasiado desconfiada. Yo creo fehacientemente que las personas pueden amar, de maneras ilimitadas, lo sé porque lo vi en otros, porque me veo a mi, pero nunca consideré que alguien lo sintiese por mí.

La vida nos sorprende. Y nos regala instantes... segundos de vida, para disfrutar y ser feliz. Aunque mañana sea un nuevo día... y la rutina nos encuentre alejados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Despluma un poco tus ideas aqui.