viernes, 2 de septiembre de 2011

Días Breves.

A veces, basta con solo abrir los ojos... otras con darse cuenta que es demasiado tarde. Otra que pueden haber pasado años y el amor se va... el amor desaparece. Deja de existir, o peor aún, se lleva una vida consigo.
Temo que vivir sin fe... se lleve de mi a Pecado. O me vuelva en un martir, hasta que el decida respetarme.
O amarme. O aceptar que no me ama, o mandarme a la mierda... o simplemente besarme.
Y no se.. Y aqui estoy... contando en los días breves. Ahogando la tv.
Y no importa lo que digas, no te puedo ni mirar, me canse de tus historias...
Y ME FUI... y me fui...
Pero... elijo lo que soy. O quizás no, uno no elije a quien amar, solo la manera de hacerlo, o tampoco, se hace lo que se puede. O lo que se quiere. Yo elijo amarlo, a pesar de todo, a pesar de mi.

3 comentarios:

  1. Supongo que deberíamos prácticar más el desapego para evitar el miedo que tenemos todos a perder.

    ResponderEliminar

Despluma un poco tus ideas aqui.