domingo, 14 de agosto de 2011

Cambalache

El mundo fue y será una porquería ya lo se...
Aquí estamos señores, peleando. Por seguir adelante. Con utopías no de Tomas Moro (aunque lo amo) sino con algo mas básico, mas terrenal, con olor a tierra húmeda, enterrando los pies hasta las rodillas, para poder tomar impulso y salir.
Esta vez sola, madurando de a poco. No pienso darle mas lastima a nadie, porqué no funciona jajjja. Aprendí que a nadie le importa mi vida mas que a mi misma. Y debo ser alguien por mi, no por alguien mas, o por una utopía rosada.
Mi madre se va de mi lado, por decisión propia, ya tengo 23 años, es egoísmo puro pedirle que se quede, entregó mucho por mi... tengo que dejarla, hacer su vida. Vivirla, mas que nada, ser feliz. Merece ser feliz, mas que nadie en el mundo.
Voy a conseguir trabajo (ojala jajajaja) y seguiré estudiando, tengo que hacerme cargo de esta casa. Qué deparará de mi? He despertado, era hora diría alguien.
 Intenté contarle estas cosas al Pecado, pero estaba tan feliz por su vida, que esta vez no quise molestarlo, ni aflijirlo o de ultima de incomodarlo. Ninguna persona sabe qué decir a otra cuando esta mal.. menos el que no sabe expresarse. Lo amo, lo extraño... me extraño la manera en que era yo cuando estaba a su lado.
Aprender a hacer las compras sin la libretita dada por mamá. A pagar todas las cuentas del banco. A cocinar inclusive de noche. A pedirle plata a papa. A dar mis opiniones ya no de peleas, sino como voz importante de la casa. Ojalá.. Voy a extrañar sus charlas, sus abrazos, su voz aguda y tono de maestra enojada cuando nos regañaba por algo. Quién lavará los platos despues de que yo cocine! Ufffff.
23 años, y recién aprendiendo a vivir. Ojala no sea demasiado tarde.



2 comentarios:

  1. no es fácil ser adulto, pero por suerte no estás comenzando tan tarde como crees, todo va a estar bien.

    ResponderEliminar
  2. ¿qué ha pasado durante todo este tiempo? ¡Piantadita! hacerse mayor es duro y más en determinadas circunstancias, nos obliga a arrancar lo poco de niño que queda en nosotros, pero tú ya eras madura mucho antes de que sucediera todo esto. No te culpes más, cada uno elegimos nuestros propio destino y así lo han hecho los que estaban a tu alrededor.
    Lo harás bien.

    ResponderEliminar

Despluma un poco tus ideas aqui.