martes, 10 de mayo de 2011

Una sátira de grandes amantes.

Alguna vez Pecado paso a ser un personaje de mi blog, a partir de su contundente repertorio sexual que demostraba en la cama.
Que sus movimientos, que su rostro de enojado cuando esta muy metido en el asunto ja. Sus poses favoritas o mas bien, descubría las mías. El sexo oral, que acabe en mi boca, sus gustos como el habano en una mano, el vaso de whisky en la otra y yo en el sur...
Todas esas cosas, o a partir de los encuentros en la cama, es que descubrimos cosas que nos llevaron a lo que hoy llamamos Amor, amistad y muchas cosas mas.
Pero asi como la gravedad afecta al cuerpo de la mujer, y se nos caen los pechos, el pelo y la cola. Los años actúan de igual manera que la gravedad y afectaron contundentemente  nuestra sexualidad.
Es así que volvíamos de un casamiento (no tengo fotos porque Pecado se vio gordo y eliminó la única foto) Pecado con muchas pero muchas cervezas de más, regresamos a mi casa a las 2 y chirolas de la madrugada en busca de nuestro encuentro, pero esta vez se notó que estamos viejos.
En primera instancia Pecado hizo uso de la fuerza y decidió emplear poses brillantes para cuerpos mediocres como los nuestros. Si si, Pecado es potente como camión, pero yo no. El parado mientras me sostenía en el aire, y viendo que mis piernas no tenian tanta fuerza como para levantarme y bajar...apoyó mi cuerpo contra la pared y lo seguíamos haciendo, tras disfrutar de la misma pero morir en el intento, Pecado cayó como pluma sobre mi cama, y mi cuerpo sobre el fue como si lo aplastara un mamut. SALII QUE NO PUEDO RESPIRAR... intentó emitir de su voz, entonces bajé de su cuerpo toda muerta pero con unas ganas de reirme impresionante. Yel sexo y el romanticismo se fue al carajo. Cuando me corrió peor que a un perro ja.
Como no bastaba solo eso, nosotros nunca nos conformamos con poco, baje hacia al sur como queríamos ambos, deseábamos ambos, y yo de a poco envolvía su miembro con  mi boca, mi lengua, bastante emocionada (claro está me encanta hacerlo) cuando de pronto siento desde el norte (su boca)... unos ronquidos nada sutiles.
Esta bien que te duermas, comprensible, cansado y tomando unas varias copas demás. Pero RONCAR, fue demasiado hasta me enoje, pero bueno, me reí de vuelta y me acosté a dormir.

Díganme ustedes. Si el sexo ya no nos une. Entonces definitivamente tiene que ser amor.

6 comentarios:

  1. ¡no hay duda que es amor!, si te ríes cuando el se duerme en medio de tus huracanes en el sur... así es el amor...

    ResponderEliminar
  2. Chica que quieres que te diga ¡yo aquí veo mucho sexo! pobre Pecado si llevaba unas cuantas cervezas encima demasiado que se atrevio a hacer equilibrismos.

    ResponderEliminar
  3. el aguijon del moscardon diesel: ahaaaahahahah. si lo amo mucho, cuando se despertó al amanecer después de hacerlo ya como dicen los papeles (?)... le conté que se durmió, ni sabia jajajaj se puso rojo. Y acotó una frase como "ahora no me voy a dormir".... y yo de mala dije "ahora no quiero ir al sur" ja.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Querida Rebbb. te pusiste en horario con las publicaciones... me causo gracia... y muchas gracias por firmar en esas en la que estabas ausente.

    Conrazón me apoyó contra la pared, si nos íbamos a caer los dos con el equilibrio que tenía el pobre jajajjaja

    Biquiños ygracias

    ResponderEliminar
  5. ♥ lo amé,
    deifnitivamente tiene que ser amor!

    ResponderEliminar
  6. totalmente es amor; que lindo todo,me encanta como escribis capa!
    besitos bombon

    ResponderEliminar

Despluma un poco tus ideas aqui.